Acciones ambientales

La concienciación en relación a la preservación del medio ambiente se destaca como una de las principales acciones para la consolidación del desarrollo sustentable de Marcopolo. La empresa posee las más importantes certificaciones, como ISO 14.001, OHSAS 18001/99 y SA 8000/01, entre otras. El sector de Asesoría de Ingeniería Ambiental garantiza el levantamiento y evalúa el cumplimiento de la legislación ambiental aplicable, define y orienta la colecta selectiva de los materiales descartados, fomenta la búsqueda de alternativas para la reducción de residuos generados en el proceso productivo y determina su destino final adecuado. Con una actitud proactiva y profesionales especializados, Marcopolo invierte en entrenamiento y nuevas tecnologías para controlar y/o minimizar los impactos ambientales decurrentes de su actividad.

Programas volcados a las cuestiones ambientales hacen parte de la política de gestión de Marcopolo. El programa Reciclaje con Reutilización, desde su adopción, en octubre del 2001, posibilita el reciclaje anual de más de 250 toneladas de residuos de papel con tinta, preservando cerca de 7 mil árboles. El proyecto, distinguido con los premios Expresión de Ecología 2002 y Top de Ecología ADVB 2002, permite reciclar todo el residuo de papel con tinta generado en los procesos de aislamiento para pintura de las carrocerías.

La Dirección Continuada de Residuos Sólidos es otro programa de Marcopolo volcado para el medio ambiente. Implementado en 1999, permite reducir hasta cuatro veces el pasivo ambiental, además de recuperar un tercio de los materiales que anteriormente eran descartados. El proceso tiene inicio con la colecta selectiva de los residuos en la fuente generadora que pasan por el almacenaje provisorio en centrales, y después son encaminados para la Unidad de Procesamiento de Residuos (UPR) propia, licenciada por el órgano ambiental. La UPR tiene la finalidad de agregar valor a los materiales descartados, identificar posibilidades de reutilización, promover la comercialización adecuada de los materiales reciclables, proveer las informaciones necesarias para el control del desperdicio de los materiales y promover el acondicionamiento final en células de atierro para los residuos no reciclables.

Marcopolo también trata los vertederos sanitarios y de cocina generados en el proceso productivo. La eficiencia del tratamiento es garantizada por un laboratorio propio, con catastro en el órgano ambiental. También es realizado el monitoreo anual de emisiones atmosféricas, completando así el ciclo del Sistema de Gestión Ambiental.