Controlador de acceso con reconocimiento facial, alfombras sanitarias, asientos y pasamanos con acabados antimicrobianos y sistema para una mayor renovación del aire interno son las novedades de la plataforma Marcopolo BioSafe

Marcopolo presenta esta semana sus nuevas soluciones BioSafe desarrolladas para el segmento de autobuses urbanos (desde micro-buses hasta biarticulados), uno de los más afectados por la pandemia del nuevo coronavirus. Las innovaciones tienen como objetivo garantizar la seguridad en el transporte colectivo, preservar la salud de los pasajeros que necesitan moverse y colaborar para evitar la contaminación del covid-19 y otros virus y bacterias.

Entre las nuevas soluciones desarrolladas especialmente para el transporte urbano, se destaca el controlador de acceso con reconocimiento facial, alfombras sanitarias, asientos, balaustres y pasamanos con acabados antimicrobianos, dispositivo para ventanas que aumenta la renovación del aire y configuración interna para distanciamiento de pasajeros. Las tecnologías amplían aún más el portafolio de Marcopolo BioSafe que ya cuenta con soluciones de desinfección de aire acondicionado con luz ultravioleta (UV-C), kit de protección para conductor y cobrador, cortinas antimicrobianas, sanitarios con desinfección por luz ultravioleta (UV- C), dispensadores de alcohol en gel y FIP Onboard para desinfectar superficies en el salón de pasajeros, portaequipajes y puestos de conductor y cobrador.

“Con la pandemia del nuevo coronavirus, el transporte público urbano pasó a ser erróneamente considerado uno de los “cuellos de botella” para contener la contaminación. Estas nuevas soluciones BioSafe tienen como objetivo elevar aún más el estándar de seguridad en el transporte y brindar a los usuarios tranquilidad y bienestar en la retomada de las actividades”, destaca Rodrigo Pikussa, director del Negocio de Autobuses de Marcopolo.

Nuevas soluciones Marcopolo BioSafe para urbanos

El controlador de acceso con reconocimiento facial es un tótem que se puede instalar en la entrada de los vehículos y en terminales de transporte que cuenta con una cámara para medir la temperatura del pasajero y verificar el uso de la máscara de protección. Las alfombras sanitarias, humedecidas con un producto desinfectante, contribuyen a la higiene del calzado de los pasajeros al acceder al vehículo, garantizando un entorno más limpio y seguro.

Debido al gran flujo de personas a lo largo de los viajes y recorridos de las líneas urbanas, Marcopolo desarrolló asientos, balaustres y pasamanos con acabados antimicrobianos para asegurar la desinfección de los puntos de contacto de las manos y reducir el riesgo de contaminación por virus y bacterias. Los aditivos antimicrobianos se incorporan al producto durante el proceso de fabricación y tienen nanopartículas que liberan iones capaces de destruir la membrana celular de los microorganismos, eliminando los microbios.

Aire renovado a cada 3 minutos

Para ampliar aún más la renovación de aire en el interior del autobús, que según un estudio realizado en conjunto con la Universidad de Caxias do Sul demostró ser mayor que el presentado en otros ambientes comerciales, Marcopolo desarrolló un dispositivo que, instalado en las ventanillas laterales superiores, permite una mayor entrada de aire, incluso si los pasajeros cierran las ventanillas corredizas, hecho muy común en días fríos o lluviosos, asegurando una mayor eficiencia en la circulación interna del aire, que se renueva totalmente cada tres minutos .Otra solución exclusiva para los modelos de autobuses urbanos es la configuración del distanciamiento de los pasajeros, realizada mediante adhesivos instalados en el piso del vehículo que indican la distancia de seguridad entre los pasajeros de pie.

Todas estas tecnologías se suman a las ya disponibles en el mercado, como el kit de protección de conductor y cobrador, un sistema de divisiones que funciona como una barrera de protección para estos profesionales, dispensadores de alcohol en gel, sistema de desinfección del aire acondicionado con UV-C y FIP Onboard para desinfección de superficies, niebla seca con nanopartículas que cubre el 100% de las superficies internas del autobús y previene la proliferación de virus y bacterias.

El portafolio de soluciones Marcopolo BioSafe está disponible para todos los modelos de vehículos Marcopolo, Volare y Neobus que pueden ser adquiridos por ayuntamientos, secretarías de transporte y operadores de transporte en todo el país. Las tecnologías también se pueden instalar por separado en los autobuses que ya están en circulación. Todos fueron probados y aprobados por el Laboratorio de Microbiología de la Universidad de Caxias do Sul:

Controlador de acceso con reconocimiento facial: tótem instalado en la entrada del vehículo con una cámara que comprueba si el pasajero lleva una mascarilla y mide su temperatura.

Dispensador de alcohol en gel: instalado en la entrada del vehículo, con capacidad para hasta 500 aplicaciones, para desinfectar las manos de los pasajeros.

Alfombras sanitarias: humedecidas con un producto desinfectante, contribuyen a la higiene del calzado de los pasajeros al acceder al vehículo.

Asientos y pasamanos con acabados antimicrobianos: incorporados al producto en su proceso de fabricación, los aditivos antimicrobianos poseen nanopartículas que liberan iones capaces de destruir la membrana celular de los microorganismos.

Distanciamiento de pasajeros: los adhesivos instalados en el piso del vehículo indican la distancia segura entre los pasajeros de pie.

Desinfección del aire acondicionado con UV-C: la radiación ultravioleta UV-C promueve la desinfección del aire que circula en el interior y en las superficies de los vehículos. Es eficaz para inactivar el material genético de virus y bacterias.

Dispositivo para incrementar la renovación de aire: mayor captación de aire exterior, incluso en situaciones con ventanas cerradas, asegurando una circulación de aire más eficiente.

Kit de protección para conductor y cobrador: barrera de vidrio, que se puede adaptar e instalar en diferentes carrocerías. Es fácil de limpiar y desinfectar. Otra opción es la instalación de cortinas antimicrobianas, que utilizan tecnología hospitalaria para prevenir la proliferación de hongos y bacterias, siempre que exista una adecuada higiene en el interior del vehículo.

FIP Onboard para desinfectar superficies: tecnología innovadora utilizada para desinfectar autobuses vacíos. Consiste en aplicar una niebla seca con nanopartículas que cubre el 100% de las superficies y previene la proliferación de virus y bacterias. Actúa sin dejar asientos húmedos, evitando la incomodidad de los pasajeros y también sin interferir con el funcionamiento de los equipos electrónicos del autobús.

Para obtener más información sobre estas tecnologías, visite www.marcopolobiosafe.com

Credito de imagen: Gelson Mello da Costa

Secco Consultoria de Comunicação
Tel. 55 (11) 5641-7407 | secco@secco.com.br